Viajar a Marruecos

ESPECIAL COVID-19

El cierre de fronteras

Quizás este fue el día que empezó todo, el día que se cerraron las fronteras. En ese momento y a pesar de no tener aún ninguna restricción dentro del país fui consciente de lo que se nos venía encima. Hasta entonces todas las informaciones que nos llegaban acerca de la Covid-19 nos quedaban muy lejos y no parecía que fuera a afectarnos y menos de manera tan inmediata.

El 12 de marzo y cuando el país apenas tenia un puñado de casos positivos nos enteramos por la prensa de que las fronteras de Marruecos iban a ser cerradas en el plazo de unas horas. Muy al estilo marroquí, no avisaron de esta decisión que nos cogía a todos por sorpresa y nos cayó como un jarro de agua fría. 

En cuestión de horas todos los viajes quedaban en suspenso, canceladas las reservas en hoteles, cerrados los pasos de Ceuta y Melilla y si estabas fuera del país no tenías posibilidad de regresar.

Ese día empezarían casi 3 meses de confinamiento.

El confinamiento

Aunque las restricciones no aparecieron hasta el 16 de marzo, día en el que se cerraron los cafés y establecimientos en general, desde el cierre de las fronteras ya se respiraba un ambiente distinto y mucha gente ya tenía una «actitud de confinamiento” muy clara,  saliendo de casa lo justo y relacionándose solo lo imprescindible.

Poco a poco las medidas se fueron endureciendo, cerrando colegios, mezquitas y el tránsito en general de personas. Desde entonces es necesario una autorización (solo se da a una por familia) para salir de casa a hacer la compra por ejemplo. No es posible moverse por zonas alejadas de nuestra residencia y se estableció un toque de queda desde las 18:00.

Todas estas medidas se tomaron cuando había, como digo, solo algunos casos confirmados en el país, pero era evidente que Marruecos había decidido optar por protegerse al máximo de un posible contagio masivo de la población.

Los períodos de confinamiento al contrario que en España donde se ampliaban cada 15 días (quizás para que no resultara tan difícil de asimilar) en Marruecos se anunciaban cada mes. Hasta ahora han decretado 2 meses y 20 días de confinamiento, terminando el último el día 10 de junio (si no hay nuevas ampliaciones), momento en el que en teoría empezaremos a volver poco a poco a la normalidad.

Medidas de higiene, mascarillas, limpieza de calles...

Desde casi el principio del confinamiento el uso de la mascarilla es obligatorio siempre y para todos. Las tiendas no permiten la entrada de los clientes, teniendo que atenderlos con mostradores auxiliares en la puerta, farmacias con mamparas, geles hidroalcohólicos por todos lados, guantes…

cartel-covid-marruecos

Megafonía de las autoridades

Ciudades vacías

Desde entonces, y como pasó en muchos otros lugares, las calles se vaciaron, ya no había coches circulando ni ruidos en la calle y se escuchaban los pajaritos durante todo el día. En un país como Marruecos en donde las calles son siempre tan bulliciosas y están tan llenas de vida se hacía realmente extraño verlas así.

Eso sí, zonas como la medina antigua, por mucho que las autoridades lo intentaron nunca dejaron de ser lo que han sido siempre, el mercado diario de la gente, y era común ver las calles más comerciales completamente llenas. La medina siempre ha sido un lugar en el que sentirte en otro tiempo y en esta ocasión también. Allí no había virus, se había quedado al otro lado de las murallas, allí solo veías el día a día de un mercado.

tetuan-covid3
tetuan-vacio2

La frontera de Ceuta durante el confinamiento

Como decía antes, desde el 12 de marzo las fronteras con España se cerraron de modo que los pasos de Ceuta y Melilla fueron clausurados, especialmente para entrar en Marruecos ya que sí se permitía la salida del país a turistas. Esto provocó que en el plazo de unas horas ambas fronteras pasaran a tener un aspecto muy distinto al que estamos acostumbrados. De ser un lugar de tránsito continuo de coches, personas acarreando bultos de aquí para allá y colas kilométricas, pasó a estar completamente desierta. En este vídeo verás como se encuentra ahora, incluso se escuchan los pajaritos!

ramadan-multicolor1

Ramadán confinado

Y después de un mes de confinamiento llegó el ramadán. Durante este tiempo se han mantenido todas las medidas de aislamiento, incluido el toque de queda diario, así que nada de reuniones familiares, paseos después de cenar ni grupos de amigos en la calle charlando o tomando un té.

Por si fuera poco, durante el Eid al-Fitr, los días de fiesta al final del Ramadán, se ha establecido un toque de queda de 48h, para que la gente no se visite como es costumbre y evitar así posibles contagios.

Apertura de fronteras. ¿Cuándo podré viajar?

Por ahora no hay una fecha oficial de apertura de las fronteras, pero parece que pudiera ser a principios de julio.

Hay que recordar que para desplazamientos dentro de Marruecos solo es posible hacerlo dentro de zonas que compartan fase de desascalada.