Claves para entender los precios en Tetuan

Claves para entender los precios en Tetuan

Seguro que muchos de vosotros habréis pensado en algún momento: aprender árabe= difícil; pero aprender los números para entender los precios y que no me cobren el doble= necesario. Y así habréis preguntado a algún amigo o buscado en guías de conversación marroquí o en youtube los números en árabe, pero habréis desistido en la empresa por continuar sin entender casi nada de lo que se escucha en los mercados.

He aquí el por qué:
Este fracaso lingüístico se debe a dos grandes baches en los que toda persona no-tetuaní cae:

1. Si por casualidad habíais sido previsores y antes de llegar a Marruecos os habíais aprendido los números en árabe, malas noticias: en dariya – dialecto marroquí- la pronunciación cambia y seguirá siendo bastante complicado entender cuánto vale el kilo de tomates.

2. Si ya os habíais enterado de las diferencias entre el árabe estándar y el dariya marroquí, y os habéis aprendido los números ” a la marroquí” bien, pero ahí va el segundo bache y handicap en cuestión:  aunque la moneda marroquí actual sea el Dirham, cualquier tetuaní en el mercado sigue utilizando términos como Ryal – real-, Frank – francos-, pseta – peseta-, relativos a las antiguas monedas que se usaban en la región. Vale, y ahora me diréis: ¿ y esto cómo se come?, pues aunque al principio suene a castigo, no hay más remedio que ejercitar nuestra mente matemática y aprendernos las equivalencias entre estas monedas y el actual dirham y sus usos más frecuentes.

Os presento esta tabla de equivalencias para que os vayáis familiarizando

Para consolaros os diré que en general ( que no significa siempre), el vendedor cambiará su expresión de reales o francos a dirhams ante la cara de perplejidad del cliente que ha oído algo parecido a mil quinientos al preguntar el precio de las judías verdes pero, puestos en el apuro gracias a la Ley Murphy, seguro que frecuentemente chocaremos con alguien con poca sensibilidad intercultural que se empeñará en repetirnos el precio en reales o francos antes de pronunciar una cantidad en dirham inteligible para nosotros.

En fin, tened paciencia, dejáos llevar y no desconfieis de la honestidad de los tetuaníes que seguro os sorprenderá positivamente en más de una ocasión.

Roser Gomila

Licenciada en Filología árabe, Máster en Inmigración y Mediación Intercultural y amante de Marruecos. ¿Quieres aprender dariya? Apúntate a mis clases particulares y aprende dariya, tanto si tienes un nivel muy básico como si solo quieres perfeccionarlo. Contacta conmigo e infórmate! dariyatetuania@gmail.com